Ohaio!

Bonito jueves de frío ¿verdad? ya era hora que empezara anotarse el invierno, como estáis amores? yo estoy en una semana sabática, vamos que no puedo ir a clase y he aprovechado para ir pedir hora para la foto-depilación a ver si estoy lista para el verano.

Primero que todo os explico como funciona, se trata de luz pulsada o IPL que aumenta la temperatura y va a las zonas de más melanina y entonces quema la raíz del vello, por eso a mi me va genial ya que tengo la piel muy blanca y el pelo muy negro, la luz va al negro, evidentemente si eres rubia y de piel clara no va a funcionar contigo o vas a tardar muchísimo.

Ya hace un buen tiempo que voy con el tema de la foto-depilación, como unos tres años aproximadamente, porque mi genética, GRACIAS PAPÁ, es de tener demasiado pelo y no me gusta para nada el pelo, respeto a todas las que estáis orgullosas de vuestro pelo pero a mi no me gusta nada.

Empecé con la depilación a los 17 años porque tenia unas patillas de Elvis Presley que no eran normales, en serio, pelo desde la altura de la oreja hasta el final de la cara y como soy morena de pelo y blanca de cara pues no se disimulaba nada, se reían de mi por eso, recuero de pequeña hacer una locura, cogí una gillete y rasure… que vergüenza cuando eso empezó a crecer, me echaron una bronca importante y bueno aprendí que tenia que vivir con esa pelambrera en la cara. Me daba mucha vergüenza,no me hacia ningún tipo de peinado en que se me viera la cara, ni trenzas ni recogidos ni nada, recuerdo que mi madre siempre me decía que estaba guapísima con cola de caballo y yo siempre pasaba una vergüenza horrible porque de verdad era  exagerado, entonces se abrió un centro de foto-depilación en mi ciudad y me puse fuerte hasta que convencí a mi madre para ir a informarnos y lo conseguí.

La primera vez que me hice el IPL estaba asustada porque me habían dicho que dolía pero para nada, es decir, notas el calor y me dio un sustillo porque evidentemente estaba con los ojos tapados pero nada cuatro golpes de luz aquí cuatro allá y pa’ casa. Empezó a crecer el pelo y empezó a caerse solo, estaba alucinando no había pelo en mi cara! Tardó como 3 meses en volver a crecer y creció la mitad y muchísimo mas fino, estaba contentísima y volví a hacerme otro tratamiento y otra vez, creció el pelo y cayó y me estuve 6 meses sin pelo después creció la mitad y mas fino  y volví, esa fue la ultima vez que me hice el IPL en la cara, no me ha crecido más, bueno algún pelillo pero lo normal de las patillas y estoy muy contenta.

Las piernas, solo llevo dos sesiones pero me parece interesante contaros lo que pasó, tengo muchísimo pelo, como os he contado, y muy negro, con la cera nunca conseguí nada porque crecía enseguida y me pasaba el verano con leggins menos los 3 días que duraba el rasurado con la maquinilla, así que decidí también ir a probar el IPL, la primera vez super bien como siempre y empezó a salirme el pelo mas fino, la segunda vez,  ALUCINE DEL DOLOR! me dolió de forma anormal incluso me sangraban los poros de la piel, aguanté porque ¿ Si aguanté la cera no voy a aguantar eso? Pero de verdad dolió muchísimo y claro empecé a pensar que podría haber pasado porque nunca me había dolido, y entonces caí, había tenido la menstruación una semana antes, ese es el único factor que me cuadró para el cambio y la chica que me depilaba me dijo que era bastante posible porque el cuerpo cuando ovulas experimenta cambios.

Me pase el verano sin un pelo en la pierna y ahora tengo cuatro pelitos que ni se ven, vamos que para salir a correr ni me depilo porque ni se ven cosas que hace un tiempo era totalmente imposible!

 

Si tenéis alguna pregunta ya sabéis, comentad cualquier cuestión que tengáis en mente.

Besazos para todos :)